Suscríbete

Centro Cultural Yol-Izma: un semillero de arte y cultura en Hunucmá
junio 6, 2024
Centro Cultural Yol-Izma: un semillero de arte y cultura en Hunucmá

José Raúl Uranga Arana es licenciado en filosofía con maestría en educación, con más de 40 años de experiencia en el teatro, desde que en 1980 se formó en el Taller Independiente de Teatro Experimental (TITE) en una época nos comenta, en la que, salvo Bellas Artes, no existían escuelas de arte como ahora.

“En la secundaria, Rubén Chacón fue mi primer maestro de teatro, y me interesó tanto trabajar con él que ingresé al TITE, conformado por el propio Rubén, Antonio Aguilar, y Enrique Cascante. Ahí estudié por tres años y, desde entonces hasta hoy, he tenido la fortuna de conocer y trabajar con mucha gente, como Paco Marín, Héctor Herrera “Cholo”, Luis Pérez Sabido, Rubén Chacón… con todas las compañías de teatro que había en ese entonces. Fue una bendición trabajar con todos ellos”.

Centro Cultural Yol-Izma: un semillero de arte y cultura en Hunucmá

Raúl y Xenia

“Al poco tiempo de ingresar al TITE, conozco a Xenia Irene García Bojórquez nos cuenta Raúl. Xenia es egresada del IMBA, y a través de ella conozco el CEDART, que fue la primera escuela formal de arte que conocí, y donde trabajé mucho tiempo.  

“Nos casamos muy jóvenes, ella con 20 años y yo con 21, y empezamos a dedicarnos al arte. Desde esa época, ambos concordábamos en que la oferta cultural en Mérida era complicada, había una competencia muy feroz de compañías de danza y teatro. Además, coincidió con un enamoramiento de mi parte por el área rural, tanto de Quintana Roo como de Yucatán. Yo estaba encantado con las zonas rurales que había tenido oportunidad de visitar gracias a mi anterior trabajo en CFE, y esto, junto con el complicado ambiente en Mérida, nos hizo decidirnos: nos dedicaríamos completamente al arte… pero no en Mérida”.

La joven pareja tenía un terreno en Mérida, destinado a ser un espacio cultural, pero decidieron venderlo y trasladar su arte hacia lo rural, así eligen Hunucmá, donde reciben el apoyo de la familia de Xenia. “Hunucmá es muy bonito, con mucha tradición cultural, así que compramos un terreno lleno de hierba y empezamos en el 2002 a limpiarlo, para inaugurar en el año 2005 el salón de ballet que existe actualmente, que lleva por nombre ‘Salón de Ballet Víctor Salas González’”. 

“El Centro Cultural es un lugar abierto a todos los colectivos, tanto sociales como culturales, pueden venir a presentarse, sólo pedimos respeto y tolerancia. Es un espacio abierto para cualquiera que quiera participar de la cultura. Hemos hecho este espacio con mucho cariño, con mucho respeto al arte y al público y está abierto para todos”. 

-Raúl Uranga

Centro Cultural Yol-Izma: un semillero de arte y cultura en Hunucmá

“La descentralización cultural para nosotros ha sido nuestro apostolado”

“Al inicio nos dice Raúl únicamente nos dedicábamos a ballet. Xenia es bailarina de danza y actriz, así que Xenia daba clases de ballet, y aunque llevábamos algunas obras pequeñas de teatro, no teníamos nada. El salón de ballet lo hicimos tipo hacienda, colonial… pero todo alrededor era monte. Aún así tenía mucho éxito nuestra escuela”. 

“Hunucmá siempre ha sido un pueblito muy tradicional y conservador nos explica Xenia, y cuando llegué a trabajar con las niñas, a vestirlas en mallas, hubo un poco de resistencia de los padres. Después fueron viendo los resultados, nos aceptaron y comenzamos a hacer alianzas incluso con el sacerdote de la comunidad. Empezamos también a hacer vínculos con otros países y llevamos a Hunucmá gente de Brasil, de Chile, de Argentina, con quienes hicimos intercambios culturales, y esto les dio más seguridad a las familias. Nosotros les enseñábamos jarana, y ellos nos enseñaban sus bailes tradicionales, como el tango, y se hizo una comunidad muy padre”.

“Otra cosa que cuestionaron los padres de familia recuerda Raúl, era sí realmente nos íbamos a quedar. ‘Siempre que mandan gente de Mérida están un mes y luego se van decían los padres, y mientras, las niñas ya se ilusionaron, ya hicimos los gastos de zapatillas y vestuario’ …Bueno, nosotros ya tenemos más de 20 años en Hunucmá y no nos hemos ido.

“Desde entonces hemos llevado mucha oferta cultural a Hunucmá. Hemos llevado diversos coros, hemos llevado a la Sinfónica, a la Orquesta Esperanza Azteca, incluso logramos convencer al párroco de realizar presentaciones artísticas en la iglesia con música no sacra, y fue una experiencia increíble porque la iglesia de Hunucmá es preciosa”. 

“Tenemos experiencias únicas con la comunidad nos cuenta Xenia, como el ‘Master pib junior’ que hacemos el día de los difuntos y los niños preparan el pib junto con sus madres; también tuvimos hasta antes de la pandemia una orquesta inclusiva con la que llegamos a dar un concierto hasta Playa del Carmen. Este es un proyecto que vamos a retomar más adelante”.

Centro Cultural Yol-Izma: un semillero de arte y cultura en Hunucmá

“No tenemos un peso en el banco, tenemos muchas deudas… pero ya construimos nuestro teatro”

“Decidimos tener un espacio propio para las presentaciones, así que iniciamos la construcción del teatro, que finalmente fue inaugurado por una bailarina brasileña de la tercera edad. Cuando ella llegó, nuestro teatro no tenía techo, ni acabados, ni equipo de iluminación o de sonido. Era nada más el piso y las tres paredes, el público estaba bajo el sol. Después de más de 20 años de esfuerzo, de inversión y adaptaciones, de trabajar con amigos arquitectos, ingenieros, poco a poco… logramos tener el teatro que tenemos hoy en día, que cómodamente puede albergar a 180 personas, con telones, iluminación, sonido, camerinos para mujeres y hombres, con departamento para los artistas que vienen de otras partes”.

Aunque a lo largo de los años han recibido diversos apoyos en especie, la mayor parte de lo que han construido ha sido con su esfuerzo, sin recibir fondos públicos o privados. 

“Todo lo hacemos con nuestros ahorros y con lo que se genera de ingresos en la taquilla, o en la tiendita que tenemos… pero creemos que la semilla que hemos sembrado en Hunucmá dará frutos, y esto es parte de nuestro objetivo”.

Centro Cultural Yol-Izma: un semillero de arte y cultura en Hunucmá

Nuestro teatro se llama Xenia García

“Cada espacio tiene un nombre nos explica Raúl, por ejemplo, cuando llegó la compañía MUUK Artes Escénicas, una compañía de danza contemporánea de Argentina, la directora Estefanía Miceli nos comentó que para venir a Mérida había tenido que dejar de asistir a un evento donde el municipio de Buenos Aires le iba a entregar las llaves de la ciudad, así que le mandamos a hacer una llave enorme de cobre continúa Raúl con una sonrisa y en la noche de despedida, junto con una serenata, se la entregamos simbólicamente, porque acabábamos de inaugurar los baños públicos, que ahora tienen una placa con su nombre.

“Desde entonces, hemos tenido en Hunucmá gente como Daynelis Muñoz, que es una de las más grandes bailarinas de Cuba en la actualidad; Emilia Hernández, la hermana de Isaac Hernández; Héctor Herrera Martínez, director de Tramoya, la única revista mexicana de teatro; gente como Luis Alberto Rivas, como Ariel Avilés, Fernando Muñoz, Socorro Cerón, Vicky Villa, que es una de las más importantes vedettes que ha dado este país y un ícono del teatro musical”.

“Hay que consumir arte. En todos los momentos, el arte siempre nos hace felices, en música, en pintura, en teatro. Cuesta trabajo, pero hay que enseñar a consumir arte, a los niños, a los papás, a los abuelitos. Vamos un rato al teatro, a ver una pintura, a escuchar música o ver danza”.

-Xenia García

Centro Cultural Yol-Izma: un semillero de arte y cultura en Hunucmá

Centro Cultural Yol-Izma: la historia detrás del nombre

“El nombre proviene de Yolanda Rebeca Viamontes, quien incluso llegó a bailar en el Teatro Peón Contreras, en el año de 1930. En náhuatl, Yol Itzma significa “mujer de corazón sensible”, y esta bailarina fue conocida como la danzarina de las leyendas, porque llevaba a escena diversas leyendas mexicanas. 

“Hace muchos años, se nos ocurrió hacer en Cancún la celebración del Día internacional de la danza, algo que nunca se había hecho ahí. En este evento, en el marco del Día internacional de la danza, invitan a César Delgado Martínez a presentar el libro Yol-Izma: La danzarina de las leyendas. Lo conocemos y hacemos una muy buena relación con él. Nos regala un ejemplar y, al leerlo, quedamos enamorados de ese personaje. 

“Al pasar los años, cuando creamos el centro cultural, decidimos ponerle Yol-Izma. Pasa el tiempo y nos llega al correo electrónico una pregunta directa: Quiero saber quiénes son ustedes y quién les autorizó utilizar el nombre de Yol-Izma en su centro cultural. Pensamos que vendría una denuncia por derechos de autor, pero le respondimos quiénes éramos, que habíamos conocido a Yol-Izma gracias al libro que él mismo nos había regalado. En seguida respondió encantado, deseoso de presentar el libro también en Hunucmá.

Hoy, el Centro Cultural Yol-Izma debe su nombre, precisamente, al libro de César Delgado”.

Centro Cultural Yol-Izma: un semillero de arte y cultura en Hunucmá

El Teatro Regional de la Vieja Guardia

El proyecto en el que han estado trabajando en los últimos dos años es el Teatro Regional de la Vieja Guardia. “Nosotros hacemos teatro de todo tipo, con todas las manifestaciones culturales, pero esta idea surge y se realiza con muchos de los que trabajamos con Héctor Herrera, y por eso se llama “la vieja guardia”. Todo el ballet, toda la variedad musical, todo es de Hunucmá, para dar a conocer el talento y el entusiasmo de esta zona. Esta obra se conforma por 12 bailarines de ballet y 10 actores”. 

También han presentado comedia musical que no tiene nada que ver con el teatro regional, muy divertida, con voces en vivo.

“Viene mucha gente de Hunucmá, de Tetiz, de Umán, mucha gente de Mérida desde luego cuenta Xenia, viene gente de Sisal… de muchas partes, que vienen a ver lo nuevo que estamos haciendo”.

“No tenemos idea afirma Raúl de la cantidad de gente dedicada al arte y a la cultura tradicional que existe alrededor del estado. Tendríamos los teatros de Mérida llenos con gente de todos los municipios. Deberíamos de hacer un festival cultural intermunicipal en Mérida, trayendo una muestra de teatro de todo el interior del estado”.

Facebook: /EscuelaYolizma

Correo: xenia_yolizma@hotmail.com

Dirección: Calle 34A núm. 255 x 47 y 49 Col. Álvaro Obregón, Hunucmá, Yucatán, Hunucmá, México.

 

David Montañez Rufino

Suscríbete

Recibe actualizaciones, eventos y noticias importantes de actividades culturales en Yucatán

Array